Apreciemos a nuestros Kintis, que vuelan por los parques y jardines de la ciudad

Seré un colibrí

El incendio se había esparcido sin tregua. Las llamas convergían hacia los árboles transformándolos de súbito en espigas mortales de humo. Los animales del bosque huían en desbandada, buscando refugio inútilmente en las quebradas y los charcos. Muchos perdían la vida incinerados; otros, favorecidos por la suerte y la astucia, lograban escapar de la catástrofe.

De repente, los animales silvestres observaron que encima de ellos y en dirección contraria volaba un colibrí. “¡Qué raro es esto!”, comentaron. “Nosotros estamos haciendo todo lo posible por escaparnos de este endemoniado incendio y ese diminuto pájaro va en busca de las llamas. ¿Qué le pasa?”

“¡Es un disparate! ¡Está loco!,” dijeron unos. “No hay duda: a ese pobre se le han pelado los cables.” Pero la realidad era que los animales se sentían frustrados y no sabían qué hacer más que darse a la fuga ante el arrasador avance del incendio.

El colibrí voló hasta la parte del cielo desde donde podía observar el corazón del incendio. Desde esas alturas, el pájaro bajó el pico y cuidadosamente dejó caer una pequeña gota de agua.

El colibrí iba y venía, cada vez dejando caer una gota de agua sobre el incendio. Los animales del bosque, al fin, le preguntaron: “Oye, ¿y tú qué crees que estás haciendo?”

Jadeante, el colibrí, se posó sobre la rama de un árbol y respondió: “Estoy haciendo todo lo que está en mi poder.”

01-wangari-maathai
Wangari Maathai

Este cuento se hizo mundialmente conocido gracias a Wangari Maathai, la “mujer árbol” nigeriana, primera ambientalista ganadora del premio nobel de la paz el año 2004. Lo anecdótico del cuento es que no hay colibríes en África ya que es un ave que solo puede encontrarse en el continente americano.

¿Cuántos Kintis (vocablo quechua para Picaflor) has visto en tu ciudad? Nosotros nos preguntamos lo mismo. Normalmente se puede ver a los colibríes volando entre nuestras áreas verdes, sobre todo en el verano. Pero acaso, ¿se encuentran en todos nuestros distritos? ¿Cuántos de ellos tenemos dentro de Lima Metropolitana? Tantas preguntas las resumimos en esta: ¿Cómo se distribuyen los colibríes en las provincias de Lima y Callao? Si consideramos, como ya se hace en otros países, a nuestros colibríes como una forma de evaluar qué tan bien están nuestros parques y jardines, al resolver esta pregunta podremos saber qué tan bien están y cómo podemos mejorarlos.

LAS CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DEL COLIBRÍ

patagona-gigas
Patagona gigas, el picaflor más grande del mundo

Los colibríes (o picaflores) son aves que se alimentan del néctar de las flores. Su tamaño varía, aunque normalmente no llegan a medir más de 15 centímetros. El más grande de ellos, el Picaflor Gigante (Patagona gigas), llega a medir hasta 23 cm. Todos pertenecen a la familia Trochilidae [tro-quí-li-de] dentro de las aves, una que solo puede encontrarse en el Nuevo Mundo. Sus picos son largos y estrechos, lo que junto a su lengua larga les permite consumir más fácilmente el néctar. En estas aves, usualmente el macho y la hembra tienen colores (y tamaños) distintos, lo que debe considerarse al observarlos. Distintos colibríes acuden a distintas flores, por lo que siempre se van a poder encontrar más en donde haya más plantas floridas.

¿QUÉ PROBLEMAS PRESENTA LA CIUDAD PARA ELLOS?

amazilia-4
Amazilia amazilia

En las zonas urbanas,  las áreas verdes son el espacio para que vivan los colibríes. El índice de áreas verdes públicas en nuestra ciudad, considerado muy bajo para los estándares internacionales, junto con el uso intensivo de especies de plantas foráneas y de agroquímicos han traído como consecuencia que en los últimos años se observe una sensible reducción del número de colibríes en nuestros jardines, al punto que hoy hay niños que sólo los conocen por foto.

PICAFLORES LIMEÑOS

rhodopis-vesper-2
Rhodopis vesper

Dentro de Lima Centro y alrededores, el colibrí más común es la Colibrí de Vientre Rufo (Amazilia amazilia), cuyo canto suena como un quejido y que podemos ver entre los árboles volando a gran velocidad. Su cuerpo es castaño, su cabeza verde (con una manchita blanca en el cuello) y su pico rojizo. Sin embargo, varias otras especies pueden encontrarse en nuestros jardines, como el Picaflor de Cora (Thaumastura cora), caracterizado por las dos plumas largas de su cola, y el Colibrí de Oasis (Rhodopis vesper), que tiene el pico muy largo y dos colores brillantes de plumas en el cuello.

NUESTRO PROYECTO: LA RUTA DEL KINTI

A pesar de lo que les hemos mencionado, no sabemos dónde se ubican los picaflores en nuestra capital. Es por eso que estamos lanzando este proyecto colaborativo en el que buscamos encontrar a nuestros colibríes. La participación es sencilla: solo es necesario ver a los colibríes y llenar el cuestionario que aparece en la página del proyecto, que colocamos abajo. Dentro de este cuestionario se pueden ver los distintos tipos de colibrí que encontramos en la zona. Si el picaflor que vieron no se encuentra en la lista, pueden tomarle una foto o video. Las indicaciones para participar también las podrán encontrar ahí, ¡para que todos seamos parte de este proyecto!. Los resultados se compartirán en nuestra página web a disposición de todos.

16986290827_b8fcb376b9_b
Thaumastura cora

¡Participa de este proyectó acá!

Si quieres saber más sobre los Picaflores del Perú puedes revisar estos enlaces: